Mal de mina

Mal de mina

Cerro Rico de Potosí (Bolivia), cuyo nombre en Quechua es Sumaq Urqu, se encuentra a unos 4.800 metros de altitud. En él se encontraban las minas de plata más importantes del mundo, las cuales han sido explotadas desde 1545. Hoy en día la mayor parte del trabajo que se desarrolla en Potosí sigue estando relacionado, directa o indirectamente, con la extracción de mineral.

La minería es la principal fuente de ingresos de la región, no existe diversificación productiva como en otras regiones. Actualmente se extrae zinc, estaño y plata, aunque apenas queda mineral en el Cerro Rico. La situación de la minería en Potosí es crítica no sólo porque los yacimientos se encuentran prácticamente agotados, también porque el precio que se paga por el mineral es muy bajo.

Sin embargo, dentro de esta realidad, existe una creencia entre los mineros. El dueño de las riquezas naturales dará a los mineros el mineral que necesitan para su sustento diario. Esta figura es el “Tío”, representación del demonio en forma de estatua con cuernos y pene erecto que está presente en cada mina del Cerro. Los mineros deben hacerle ofrendas: hojas de coca, confeti, cigarrillos encendidos o alcohol. El mito dice que si no se le pide permiso al “Tío” para extraer mineral éste se enfada provocando derrumbes en las galerías y enfermedad en los mineros.

La enfermedad comúnmente conocida como “mal de mina”, una especie de tuberculosis, es muy frecuente y provoca muertes tempranas. La esperanza de vida de los mineros se sitúa en torno a los 35 años. Además, la problemática generada por el alcohol entre la población masculina de Potosí empeora la difícil situación laboral existente en la zona. Son en muchos casos las mujeres las que tienen que trabajar para tener un ingreso, generalmente los trabajos de las mujeres también dependen de la minería.

El Gobierno Central quiere desalojar a los mineros, organizados en Cooperativas, ya que considera al Cerro Rico un patrimonio histórico que hay que proteger. Sin embargo, la minería es segunda actividad económica mas importante del país, y Potosí su principal fuente de minerales. A pesar de ser la región más rica es la que tiene los menores ingresos per cápita de Bolivia. De llevarse a cabo el cierre minero agravaría la situación de una población que depende casi exclusivamente de este recurso para sobrevivir.

 

Enlace al multimedia


enterentrar
© Mingo Venero